Justicia poética para Madrid (con banda sonora)

El oso panda y el madroño (by Jong Ki Love).

El oso panda y el madroño (by Jong Ki Love).

Nací en Madrid y aquí sigo. Son casi 47 años en una ciudad que mata, remata y resucita sin que te des cuenta. Hay amigos que se fueron, otros que volvieron, unos que se exilian en su barrio (o en su bar) e incluso los tengo que se camuflan. Todos, en el fondo, piensan lo mismo: Madrid necesita un acto de justicia poética. La ciudad se lo merece desde hace décadas. Como no consiguen el móvil del Capitán Trueno, confían en que el 24M gane el Bueno (Buena) y los malos (malas) se lleven su castigo, me dicen. Y yo asiento, claro.

Hablo como ciudadano de Madrid. He vivido casi 25 años en Lavapiés, he crecido en el El Retiro y tengo querencia por Malasaña, Vallecas y Legazpi. Antes de meterme en un berenjenal –”¡es que mira que te gusta un jaleíllo!”, me repite el amigo Emilio– me ha dado por soñar qué pasaría si los músicos gobernasen la capital. Me he acordado de Gilberto Gil en Brasil. Lula da Silva le nombró ministro de Cultura y no sé cómo acabó esa aventura pero estaría bien probar. Aquí hemos visto sobre todo a deportistas haciendo de concejales, poco más.

Más o menos lo tengo claro, pondría a Manolo García, catalán y dios de la lluvia, en la concejalía de Medio Ambiente; al gaditano Tomasito, asalvajao, en el departamento de Festejos y Filosofía; a la navarro-jordana Najwa Nimri como responsable de Innovación; a la madrileña Christina Rosenvinge al mando de Movilidad y Transportes; al carabanchelero Rosendo Mercado como edil de Salud; al leonés Cristóbal Halffter al frente de Cultura; al barcelonés Albert Pla, de concejal de Emergencias y Fantasías, y a la murciana de origen británico Alondra Bentley como concejal de Educación. Para Urbanismo y Economía no tengo todavía el candidato, pero se andará. Estoy entre el asturiano Jorge Ilegal y la sevillana Mala Rodríguez.

Los sueños, sueños son. Por eso empiezo a ojear la hemeroteca digital del mundo mundial y confirmó la cantidad de músicos de todo pelaje que han estado presentes en campañas electorales o actos políticos a lo largo de las últimas décadas de vida democrática. He visto a Los Suaves (y a muchos más) en aquellas memorables fiesta del PCE. Y he leído que Pitingo o a la coral rociera Siempre así han amenizado mítines del PP. Adornar esos show de las promesas, de las palmaditas y los besos, con banda sonora siempre hace más agradable el sopor. La lista de cantantes subidos a estrados llenos de lemas manidos es interminable. Unos lo han hecho por convicción y otros por pasta. Todo me parece bien excepto que pagasen a aquel dj que hacía votar a los niños bien en la calle Génova. Son legión los cantantes que se prestan a salir en la foto pero son muy pocos los que dan el paso de pringarse.

El pasado 8 de mayo arrancó la campaña electoral del 24M y la música también estuvo presente. Los candidatos de Izquierda Unida, con su poeta Luis García Montero a la cabeza, se juntaron en una sala de la calle Toledo para celebrar el pistoletazo de salida durante un concierto tributo a Leño, la banda madrileña de rock urbano más grande de la historia, aquella liderada por Rosendo que cantaba que “es una mierda este Madrid, que ni las ratas pueden vivir” pero que tenían también una solución: “un buen bidón de aire puro y natural / Y de cerveza, de tocino y salchichón / Leña seca y carbón / Una menda y un colchón (…).

Imagen de previsualización de YouTube

 

Los de Carmona (o revienta) eligieron la plaza de la Villa. Las crónicas hablan de que el grupo Smash tocó en directo versiones de Alaska, Nacha Pop (“los nostálgicos tuvieron que conformarse con una versión pobretona de La chica de ayer”, dijo Marta Belver, reportera de El Mundo) o The Beatles. Todavía ando confundido ¿el grupo Smash con el PSOE de Madrid? ¿los de El garrotín? No entiendo nada. Deben referirse a otra banda con el mismo nombre. Aquellos Smash nacieron en 1968. Allí estaban Gualberto García, colaborador luego de Camarón; Silvio Fernández Melgarejo, el tipo más peculiar del rock bético (penibético o subbético); Manuel Molina (el de Lole y Manuel), Julio Matito, el bajista que dicen se curró con Carmen Romero (ex de Felipe González) el himno del PSOE allá por los 70; o el compositor Antonio Rodríguez. Dos (Silvio y Julio) están muertos y no veo al resto re-montando el grupo Smash para tocar con los candidatos socialistas en Madrid y menos para hacer versiones. A no ser que el toque psicodélico les haya dejado pallá. Demasiado surrealista aunque todo puede ser. Smash fue el embrión de lo que luego se llamó rock andaluz, probablemente una de las etapas más fértiles del rock sureño junto con el califato granadino (Miguel Ríos, Enrique Morente, 091, Planetas, Lagartija Nick, Lori Meyers y tantos otros), que hoy sigue dando muchos frutos.

Imagen de previsualización de YouTube

 

De la playlist utilizada por Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en el acto de apertura celebrado en el parque de El Retiro no tengo datos. Sabemos que la lideresa ya se arrancó en el programa de María Teresa Campos con el ‘No estamos locos’ de Ketama o que la ex delegada del Gobierno en Madrid se pone a tono cuando escucha el rap de Monago. Puede que acaben la campaña electoral sacando el trozo de parqué y dando vueltas con la cabeza al ritmo de la rapera norteamericana Azealia Banks. Todo es posible.

Lo que sí hemos sabido es que María Dolores de Cospedal ha utilizado el tema ‘Fantastic Shine’ como banda sonora de algunos actos electorales del PP en Ciudad Real, con el consiguiente mosqueo de Love of Lesbian, a los que nadie pidió autorización. “No han pedido permiso, no pueden utilizarlo y nos pondremos en contacto con ellos”, indicaron representantes del grupo barcelonés a Eldiario.es.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Me dejo para el final la candidatura ciudadana Ahora Madrid, la que aspira a lograr la alcaldía con la jueza Manuela Carmena al frente y Nacho Murgui de segundo. No tengo ni idea de su repertorio musical de campaña pero sé que la música es muy importante para este partido. A Nacho Murgui nadie le puede recriminar no conocer Madrid y sus problemas. Me cuentan que sabe mucho de municipalismo, esas experiencias barriales de grupos de vecinos por mejorar la vida de lo cercano. En mayo de 2007 se convirtió en presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid y hace unos meses dimitió para ser el número 2 de Ahora Madrid. La conexión musical viene porque Murgui fue uno de los miembros fundadores de Hechos contra el Decoro, la banda combativa que tuvo su momento a finales de la década de los 90. Desde Vallecas mezclaron con elegancia y rebeldía rap, funk, soul, ragamuffin y rock. Hablo de Hechos contra el Decoro porque tengo ‘La danza de los nadie’ y porque escuché el disco muchas veces. Aquí una muestra.

“Nos movemos rápido, calculamos el momento / la adrenalina a tope y los ojos bien abiertos / Se colmó el vaso hace tiempo / y estamos dispuestos a plantarles cara hasta quedar sin aliento / Y baila el aire, la danza de los nadie, el ritmo de los sin rostro / hoy se extiende calle a calle”. Os la dejo entera, merece la pena.

Pues bien, Hechos contra el Decoro ha compuesto la canción oficial de Ahora Madrid. Y mola.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Cuando me encargaron llevar la información de tribunales en Diario 16 (hace mucho), Manuela Carmena era jueza de vigilancia penitenciaria y una de las voces más autorizadas de la asociación progresista Jueces para la Democracia. Luego llegó a decana de los jueces madrileños y a vocal del CGPJ. Favorable a la legalización de las drogas, fue una firme creyente de las vías de reinserción para todos los presos (también para los terroristas) y una defensora sin dobleces de los derechos humanos. Fundadora del despacho de abogados laboralistas de la calle Atocha, Carmena se libró en 1977 de la matanza provocada por pistoleros ultraderechistas. Tenía que haber estado allí pero otro compañero le pidió que le dejará la oficina para una reunión. Trayectoria al margen, la jueza es quizá la única aspirante a alcalde que quiere probar otra forma de hacer política. Si yo soñaba con músicos llevando concejalías, Carmena dice que quiere aplicar la empatía (ponerse en el lugar del otro) y la imaginación en la gestión del ayuntamiento. Ojalá fuese verdad. La he escuchado hablar de inventores sociales, de guarderías ejemplares para que a los niños les guste aprender, de ensayar modelos con las mujeres dedicadas a la prostitución, de experimentar el coworking (remunerado) con los jubilados que se sienten vivos… Joder, parece que me han contratado los de Ahora Madrid… No, pero su música suena distinta a la del resto.

Termino compartiendo una charla de bar con dos colegas, uno periodista y otro sin trabajo conocido. Hablábamos de la necesidad de ese final feliz para Madrid en las elecciones municipales. “¿Justicia poética? Tú eres un cachondo. Aunque nos joda, la clave la ha dado Pedro Almodóvar, que apoya a dos partidos: a Luis García Montero para presidir la Comunidad y a Manuela Carmena para alcaldesa. Esa es la justicia poética, una jueza y un poeta, jajajajaja”. El comentario de uno fue contestado al instante por el otro: “Yo no me fío de nadie. Seguro que si ninguno de los dos gana, a los pocos días dejarán el escaño, una porque ya es muy mayor y la oposición machaca demasiado, y el otro porque los poetas son versos sueltos y no le veo aguantando cuatro años las chorradas de Esperanza Aguirre”.  Pues me habéis dejado igual. Salud.

P.d. Cuando estaba acabando este texto me llega la noticia de que el músico Joe Crepúsculo ha firmado el himno electoral de Podemos. La canción no es muy allá. Es carne de caseta de feria. Y para la pista de los coches de choque tampoco viene mal.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Justicia poética para Madrid (con banda sonora)

  1. mynet sohbet dijo:

    good very thanks admin

  2. agario dijo:

    very blog thanks admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *