Los porreros y los 100 millones en multas

Quemao me tenéis. (By Jong Ki Love)

Quemao me tenéis. (By Jong Ki Love)

En 2012, último año con datos oficiales, el Ministerio del Interior interpuso 356.052 denuncias por consumo o tenencia de drogas en lugares, vías o establecimientos públicos. Casi el 90 por ciento –más de 300.000 denuncias– fueron por fumar porros en la calle o por posesión de pequeñas cantidades de hachís o marihuana, tal y como recoge el Anuario Estadístico 2012. Del total de expedientes abiertos, 128.151 acabaron en sanción y 3.037 se suspendieron porque el infractor se sometió a un tratamiento de deshabituación, una de las salidas legales para no soltar la pasta aunque muchos lo pasen mal ante familia y amigos. La tristemente famosa Ley Corcuera establece multas que van desde 301€ a 30.000. Es decir, como mínimo el Estado pudo recaudar en 2012 más de 38 millones de euros de los porreros callejeros. Imaginen el impuesto que pagan los fumetas al aire libre desde que el ministro socialista logró sacar adelante en 1992 aquella ley. Han pasado más de dos décadas de recaudación.

Pues bien, si son pocos los que dudan de que el afán recaudatorio mueve muchas multas de tráfico, grúa y demás, con el nuevo proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana del PP, ese empeño por reducir el deficit o engrosar las cuentas de Hacienda a costa de quien y de lo que sea se hace más evidente. Si el anteproyecto se aprueba, cada fumador de canutos pillado en la calle con la china en el bolsillo o el cigarrito en la boca será castigado con una multa mínima de 1.001€ y máxima de 30.000. El Gobierno sabe que la mayoría de sanciones son por consumos y tenencias pequeñas, así que sube el mínimo y se acabó. Si se impusieran las mismas sanciones que en 2012 –y serán más porque la cosa tira al alza–, las más de 120.000 infracciones impuestas darían al Estado más de 100 millones de euros. Un chollo. Además, el Ejecutivo elimina la posibilidad de anular la multa a cambio de una terapia de ‘desintoxicación’ y multará con 1.001 a 30.000€ a los que tengan alguna planta en terraza o balcón. [Aquí os dejo un reportaje que publiqué en interviú en 2007 desvelando las denuncias y los análisis de nueve muestras del 'costo' que consumían los más jóvenes].

Lo que más duele es que ahora que el cannabis ya no es el diablo, que su consumo se ve como algo mucho más normalizado, que hasta ex presidentes de aquí y de allí reclaman una nueva relación con las drogas que no se base en la guerra total y la represión, que hay Estados (Uruguay) que gestionarán quién produce, distribuye y vende la marihuana, y que otros (más de veinte en EEUU) permiten su uso terapéutico e incluso aceptan la compra de una pequeña cantidad de hierba para uso recreativo, el Gobierno de Mariano Rajoy va y decide penalizar en tiempos de crisis, y a golpe de 1.000 euros, a los que se lien un porro en la calle. ¿Y cuál es el perfil del infractor? Según el Anuario Estadístico del Ministerio del Interior de 2012, el denunciado es un hombre (94 por ciento) español (87,6 por ciento) de entre 19 y 25 años (46,6 por ciento). Sí, el perfil típico de multimillonario. 

Está claro quien está detrás de la nueva ley del aborto del ministro Ruiz Gallardón pero quién querría machacar aún más en época de miseria a los consumidores de hachís. Soy incapaz de señalar. Sé que las Fuerzas de Seguridad del Estado no son las culpables. Ven normal pillar al camello de los alrededores del colegio pero están también cansados de andar a la caza del porrero con el trabajo que tienen. Los ultraliberales que querían dejar a los jugadores de casino fumar tabaco a espuertas en Eurovegas no me les imagino presionando al ministro de turno y la rama ultracatólica bastante tiene con joder a las mujeres y a los gays. Bueno, mi cerebro no da para más, así que ya nos enteraremos del nombre del verdadero ideólogo e impulsor de este cambio legislativo.

La cercanía de los procesos electorales va a animar el cotarro cannábico. Hace unos días, Roberto Jiménez, secretario general de los socialistas navarros, se mostró a favor de despenalizar totalmente el consumo de cannabis. El problema es que del PSOE no hay quien se fíe. Aquí va un puñado de ejemplos. En la era González, cuando Felipe modernizaba España, se puso en marcha la Ley Corcuera. Hoy que el ex presidente socialista deja cargos en la administración de empresas porque está aburrido es uno de los principales defensores de acabar con el prohibicionismo en materia de drogas, igual que intelectuales como Moisés Naím, Mario Vargas Llosa o Sergio Ramírez u otros ex mandatarios como Fernando Henrique Cardoso (Brasil), César Gaviria (Colombia) o Ernesto Zedillo (México). El problema es que en su partido dan bandazos sin parar. El que fuera fiscal general del Estado durante el gobierno de Rodríguez Zapatero, Candido Conde Pumpido, y el que fuera el portavoz socialista en el Parlamento, José Antonio Alonso, vieron ineficaz cualquier cambio en la regulación del cannabis… eso sí cuando gobernaban. Años antes, en 1989, Conde Pumpido y Alonso formaron parte como expertos juristas del Grupo de Estudios de Política Criminal que apostó sin medias tintas por la legalización de las drogas. Pero claro, no mandaban. Cuando lo hicieron, donde dije digo, digo Diego. Feliz día.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los porreros y los 100 millones en multas

  1. ¿Y cómo se sabe “que las Fuerzas de Seguridad del Estado no son las culpables”?.

    Según estudios referidos en la Historia general de las drogas de A. Escohotado, tras consulta de documentos desclasificados (Mills, McCoy y Kwitny), se llega a otra conclusión, en la misma línea que el trabajo de Peter Dale Scott, más reciente.

    En todo caso, si no son las únicas responsables, están hasta el cuello. La lógica de la prohibición.

    • Joaquín dijo:

      Yo supongo que habrá variedad de opiniones, el que tenga dos dedos de frente y se haya parado a pensarlo no dudará de las ventajas de acabar con la prohibición. Pero en cualquier caso el ejemplo que citas de la Historia General y del prohibicionismo poco tiene que ver con los cambios de la ley ciudadana en España, de los que habla el artículo…

  2. alejoalberdi dijo:

    “Sé que las Fuerzas de Seguridad del Estado no son las culpables. Ven normal pillar al camello de los alrededores del colegio pero están también cansados de andar a la caza del porrero con el trabajo que tienen”

    La pesca del porreta es un chollo para la pasma: se cubren cuotas y es una labor tan fácil como quitarle el caramelo a un niño. Habrá algunos que estarán hartos y que probablemente preferirían dedicarse a prevenir e investigar delitos de verdad, pero también habrá otros muchos que estarán contentísimos con la Ley Corcuera. Eso sí, felices o remisos, los policías hacen cumplir las leyes que dictan otros, en concreto, el legislativo y el ejecutivo. Antes tenían potestades que ahora no tienen (redadas en clubes de ambiente, llamar la atención a parejas demasiado fogosas para la moral nacionacatólica, perseguir a nudistas en las playas…), y del activismo cannábico depende que los delitos y faltas relacionados con la marihuana pasen a hacer compañía a esos otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *