Franco, Franco, que tiene el culo blanco

Artistas Antifascistas Multicolores. (by Jong Ki Love)

Artistas Antifascistas Multicolores.
(by Jong Ki Love)

Como nos descuidemos, con las esculturas hiperrealistas del artista vallisoletano Eugenio Merino vamos a acabar igual que con las tiras cómicas de esos dibujantes que osaron pintar a Mahoma o a Jesucristo desde una perspectiva crítica y poco ortodoxa. Los integristas de la fe –política o religiosa– no necesitan mucho para lanzarse a dictar fatuas, interponer querellas criminales o  colgar carteles de ‘se busca’ por medio planeta. Y de ahí a colgaos tirando cócteles Molotov hay un pasito. Vale que no tengan sentido del humor, que se sientan agraviados, pero pedir la cabeza del artista y no mirarse al ombligo da miedo. Cuestionar la realidad, hacer memoria y gozar de libertad de expresión son elementos básicos para el arte y para el propio desarrollo del ser humano.

El próximo 11 de julio, Eugenio Merino se enfrentará en un juzgado madrileño a un proceso penal por daños al honor del dictador Francisco Franco. Su delito, una réplica de Franco a tamaño real, vestido de generalísimo, metido en una máquina expendedora de refrescos, obra titulada Always Franco que se expuso el año pasado en la Feria Internacional de Arte ARCO. Qué poco cuesta que algunos sientan mancillado el honor de un dictador y, por contra, qué difícil les resulta defender la dignidad y la memoria de miles de españoles asesinados sin juicio y tirados en montes y cunetas. Curioso. El 11 de julio, la Fundación Nacional Francisco Franco reclamará al artista de Villalán de Campos 18.000 euros de indemnización por ofender y caricaturizar “al anterior jefe del Estado, lo que constituye una provocación en toda regla”.

Always Franco, de Eugenio Merino

Always Franco, de Eugenio Merino.

Coincidiendo con el juicio, la plataforma Artistas Antifascistas montará una muestra en Madrid con obras que aportan una visión crítica sobre el siniestro legado del caudillo. Los promotores explican que la exposición “surge por la necesidad de posicionarnos con voz propia ante lo que considerábamos un absurdo, que la fundación que defiende el legado de un sangriento dictador, cuyo ilícito ejercicio del poder se caracterizó por la absoluta falta de libertades, pueda influir hoy en lo que puedan hacer o dejar de hacer los artistas”. “Da la impresión –aseguran más de treinta artistas en un manifiesto– de que estos tristes acontecimientos solo pueden suceder en un país como España, incapaz de evaluar con distancia las funestas consecuencias de la dictadura militar. Resulta difícil imaginar una fundación Adolf Hitler que persiguiese en Alemania la obra de Gerhard Richter o Maurizzio Cattelan por criticar el nazismo”.

Otras obras del artista Eugenio Merino.

Otras obras del artista Eugenio Merino.

Una de las últimas polémicas ha venido de la mano del  artista israelí Boaz Arad. Su ‘Alfombra de Adolf Hitler’ es una pieza realizada con pellejo humano que está ubicada en el suelo del Centro de Arte Contemporáneo de Tel-Aviv. Arad ha explicado que con la alfombra quiere visualizar cómo el Holocausto judío ha marcado a Israel pero a la vez evidenciar que se ha abusado tanto de la figura del genocida austriaco que ha terminado por convertirse en mera decoración. La piel de Hitler sería el trofeo más preciado por los cazadores de nazis, lo que también da que pensar.

Otro de los artistas que ha tomado prestado a Hitler para sus instalaciones artísticas es el italiano Maurizio Cattelan (1960). El pasado mes de noviembre se montó una buena en Varsovia por una de sus esculturas hiperrealistas. En ella, un Hitler de cuerpo aniñado apareció de rodillas, como pidiendo perdón, en uno de los patios de lo que fue el gueto judío de la capital polaca, allí donde más de 100.000 personas murieron a manos de los nazis a partir de 1940. Su Hitler ya estuvo expuesto antes en galerías de varios países, incluido el Guggenheim de Nueva York, sin provocar tanta repercusión. Entre las esculturas de Cattelan más reconocidas, la de un papa Juan Pablo II aplastado contra el suelo por un meteorito gigante.

Alfombra de Hitler, de Boaz Arad, y Hitler arrodillado, de Maurizio Cattlelan.

Alfombra de Hitler, de Boaz Arad, y Hitler arrodillado, de Maurizio Cattlelan.

Si nos vamos al mundo del graffiti o la pintura mural, hay una que me gusta especialmente. Coincidiendo con el trigésimo aniversario de la República Democrática Alemana, el presidente comunista Erich Honecker invitó al líder soviético Leonidas Brezhnev. Los dos, tras finalizar los discursos, se fundieron en un efusivo beso que fue captado en toda su emoción por el fotógrafo Régis Blossu. Una reproducción pintada fue plasmada por el artista Dmitri Vrubel a todo color en la parte este del Muro de Berlín en 1990 bajo el lema “Dios, ayúdame a sobrevivir a este fatídico amor”. Cuando en 2009, el gobierno de la ciudad alemana ordenó que se borrase, se montó tal pollo que el artista ruso volvió a repintarla.

Beso en el Muro de Berlín de Dmitri Vrubel.

Beso en el Muro de Berlín de Dmitri Vrubel.

Confiemos en que el proceso a Eugenio Merino y su Franco de silicona acabe con el archivo de la causa porque como me contaron desde la plataforma Artistas Antifascistas “para el grueso de la sociedad, al igual que para la mayor parte de los artistas, Franco está muerto: el problema surge cuando para algunos sigue estando vivo”.  Por eso y porque el arte debe seguir ejerciendo esa labor de crítica y burla tan necesaria, me despido con un soniquete que hoy todavía algunos niños cantan: “¡Franco, Franco, que tiene el culo blanco porque su mujer lo lava con Ariel…!”. Y no me sé más. Salud y feliz semana.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Franco, Franco, que tiene el culo blanco

  1. Historiador dijo:

    Si hablamos de Franco se hace imposible no recordar al equipo que utilizó de embajador de España y el mayor escándalo del siglo XX: http://xurl.es/dzjlq

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *