Mujeres, hombres (culos) y viceversa

Hombres del mundo, ahí va una verdad universal: nosotras también os miramos el culo. Mucho. Y opinamos sobre él. Mucho más.

Tras veintipico años por el mundo, de los que he pasado unos 9 meses haciendo trabajo de campo en un box (que no gimnasio) en el que el 80% de los machos llevan pantalones ajustados, me siento en condiciones de establecer lo que serán las cuatro categorías de culos de tío. Ala, mírate al espejo de espaldas (nosotras llevamos años haciéndolo y no es tan difícil), y descubre qué tipo de nalga es la tuya.

img-publicrecotada

Culo hulk: El ‘culo hulk’ es, a saber, de glúteos como dos globos, puestos así como demasiado arriba. Duro como una roca y más currado que los abdominales del señor ese que fue presidente. Este culo le ha costado a su dueño sangre, sudor, lágrimas y un millón de sentadillas. Y, aunque a la mayoría de las féminas les pone borricas, yo no compro (a no ser que no encuentre el cascanueces en ese momento). Recuerda, si este es tu tipo de culo, los pitillos no son tus pantalones. Haznos un favor a todas (y de paso háztelo a ti mismo).

img-publicsimon

Culo de tía: si hay algo que no soporto es un hombre con culo de mujer. Así, como con caderitas. Y no hay estudio científico que lo pruebe, pero el 85% de los hombres que encajan en este tipo, tienen las manitas pequeñas y dan como cosica. Si buscas en la RAE sinónimo de ‘hombre con culo de mujer’, me parece que pone por ahí en chiquitito antimorbo.

Un inciso: Señores de la RAE, ¿qué mierda de definición de morbo es esta?

Del lat. morbus.

1. m. enfermedad (‖ alteración de la salud).

2. m. Interés malsano por personas o cosas.

3. m. Atracción hacia acontecimientos desagradables.

 

img-publicanamo

Culiplano: es la opción menos mala si no tienes El Culo. Pasará desapercibido bajo unos pantalones caídos. Pero vamos, que ni chicha ni limoná. Este generalmente tiene textura de flan. Así blandito y con movimiento (espera, voy a vomitar y vuelvo en un rato). Poco abundante, poco prometedor. Muy aburrido.

img-publicsamira

El Culo: el culo perfecto no entiende de edades, eso os lo digo yo. Los he visto estupendos intuirse bajo el pantalón del traje de un directivo sesentón y ceñirse en las mallas de ciclista de un colega de 30 (un beso, Yoseba). ¿Y cómo tiene que ser para ser EL CULO? Si lo miras desde atrás parece cuadrado, pero un vistazo más detallado demuestra que es redondo y más estrecho que la cadera. No demasiado grande ni demasiado respingón. Y prieto. Que se ciña solo un poco con vaqueros y resalte con un bañador. ¿Es el tuyo? Eres un tipo con suerte.

 

Bonus track. Culo pelaplátanos:

Lo siento no he podido evitarlo.

Imagen de previsualización de YouTube

Búscame en Twitter (@thais_interviu), coméntame por aquí y NO me lo menees.

* Y como septiembre es el mes del otoño y esto va de culos te dejo con las bellezas que han presumido de ídem durante 2106. Pinchando en la imagen puedes descargarte todas sus fotos. De nada.

 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Desgracias estilísticas que nos dan ganas… de salir corriendo

¿Llevas mucho sin comerte nada  y no te lo explicas? ¿El otro día, al bajarte los pantalones, se empezó a reír y no lo entiendes porque calzas más de 20 cm? ¿Esa chica del gym que tenías en el bote no volvió a cogerte el teléfono después de verte vestido de calle por primera vez? (Sonido de sirenas) Puede que estés cometiendo, sin saberlo, un fallo estilístico de los que nos dejan la libido a niveles del IBEX35 cuando la prima de riesgo andaba por los 700 puntos.

claudia

Para que no te vuelva a ocurrir, te regalo la guía fashionista definitiva: las 7 prendas que NO tienes que tener en el armario si pretendes echar un polvo antes de que las ranas críen pelo.

¡Que un desastre estilístico no te arruine la salida de caza!

 

Calzoncillo blanco con la gomilla carcomida

Asúmelo, no eres David Beckham y por mucho que él los lleve en los anuncios de H&M, los slips blancos siempre nos han dado como grimilla. Si tienen la cinturilla dada de sí, un color blanco grisáceo (demasiados lavados) y alguna pelotilla… ¡Son garantía de fracaso!

Una vez uno osó poner como excusa que eran los únicos que le quedaban limpios. Creo que ahora busca pareja en el programa de Juan y Medio.

Solución: en H&M, además de los slips blancos de Beckham, venden packs de boxer negros a 3×14,95 #denada

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.39.26

Calcetines blancos

Cuando tenías 12 años tu madre te compraba el típico pack de 56 pares x 5 euros en el mercadillo. Eran todos iguales, blanquitos impolutos con una (o dos) rayas en la parte superior que podían (o no) variar de color. Pues bien, no hace falta que te recuerde que: lo barato sale caro. Deja que cualquier fémina vea como reluce algo ahí, entre tus zapatos y tus pantalones, y verás. Y no, la excusa de que son para hacer deporte tampoco cuela. Solución: relégalos a trapo del polvo y hazte con un arsenal en negro, azul marino o gris.

Bonus track: a algunas nos van los calcetines con dibujitos (dicen tío-interesante-y-con-personalidad a gritos).

 

Chaleco de lana

Es un BIG NO si tienes menos de 80 años. Es un suicidio si lo llevas sin nada por debajo. Es un despropósito si te lo pones con una camisa blanca. Es viejuno si lleva botones. Es feo si tiene rombos y dale fuego si lleva escote pico. Resumiendo: ¡no!

Solución: sin solución.

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 17.07.34

Traje brillante

Seguro que has escuchado alguna vez eso de que ‘no hay hombre feo en traje’. Pues lo siento: pero esta máxima no se aplica si el dos piezas es blanco, celeste, estampado o de tejido brillantoso. ¿Te aburre ir siempre con el mismo traje soso azul marino a las bodas? Si no quieres que las amigas de la novia (sí, las mismas a las que querías hacerte), se estén partiendo el culo de ti durante la ceremonia, en el banquete, en el baile y dos meses después cuando suban las fotos del evento a Facebook; no arriesgues.

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 17.07.45

Escotes

¿Quieres ligar con esa tía que está al otro lado de la barra? Ok, hagamos un ejercicio básico:

  1. Mírale las tetas.
  2. ¿Lleva menos escote que tú?
  3.  Pa tu casa, no tienes nada que hacer.

 

Pantalones demasiado ajustados

Slim solo cuando estás Slim. O lo que es lo mismo: si estás solo medio gramo más gordo que Vaquerizo, tienes más músculo que Rafa Mora o un cuerpecillo como el de Kiko Rivera, no son los pantalones adecuados.

Solución: ante la duda, elige los vaqueros ni demasiado anchos ni demasiado estrechos; que te queden ligeramente caídos en el culo. El lavado es indiferente pero huye de los nevaditos, por Dior.

 

La pana (en todas sus versiones)

Allá por 2002 una estilista predijo que este tejido volvía con fuerza; lleva desde entonces buscando trabajo. En serio, unos pantalones de pana dicen mucho de ti: que te van las pelis de Woody Allen, que eres un poco gañán, que te compra la ropa tu madre y en rebajas, que pasas más tiempo entre ovejas y carneros que entre mujeres y que hace mucho mucho muuuucho que ninguna te da su número de teléfono (no, la comercial de Jazztel no cuenta, esa solo quiere que compres).

Bonus Track: El conjunto pantalón de pana+ chaleco de lana solo debería estar permitido para ir a ver obras.

 

Búscame en Twitter (@thais_interviu), coméntame por aquí y NO me lo menees.

* Y como febrero es el mes del amor según El Corte Ingles (Isidoro Álvarez QEPD y un beso para Mariló) te dejo con las bellezas que han pasado por las portadas de interviú en estas últimas cuatro semanas. Pinchando en la imagen puedes descargarte todas sus fotos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Y, si quieres, te la chupo

Desmontando  a 50 sombras de Grey

Este finde es San Valentín, y sabes que acabarás en el cine disfrutando del estreno más esperado de los últimos tiempos: 50 sombras de Grey: la película. En Madrid hace meses que se pueden reservar las entradas y en EEUU ya ha recaudado un millón de dólares, convirtiéndose en el film que más ha vendido antes de su estreno. Las principales webs cinéfilas apuntan a que la recaudación del primer fin de semana, solo al otro lado del charco, va a estar entre los 45 y los 50 millones de dólares. Y eso, queridos, es mucho dinero.

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.39.26

Porque las cifras marean, porque 50 sombras de Grey no es lo que vende, porque los libros no me gustaron nada y porque me da la gana; procedo a detallar el primer abecedario que pretende chafarte el plan cinéfilo. No, en serio, ve al cine, pero elige algo más realista como ‘Bob Esponja: Un héroe fuera del agua’ (la ponen en los Yelmo #denada).

 

Allá vamos (ALERTA SPOILER):

 

Anastasia Steele: 21 años, potraza, hija de Melanie Griffith (A.K.A la expolitoxicomana), es virgen y todavía cree en el cuento de las abejitas y la miel. Nada más que añadir señoría.

Bdsm. Ahora lo que se lleva es que te den de hostias. Pues queridas, ni todos están tan buenos como Grey, ni ESO que enseñan en la historia tiene nada que ver con el Sado.

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.40.53

Cinco. Polvos. En su primera vez. (Con unos cuantos cachetes) y en la siguiente escena es capaz de cenar con sus suegros, bailar y subirse a un helicóptero. ¡Ah! Y los Reyes son los padres.

Dildo. El que lleva Anastasia ‘ahí abajo’ (ver letra Ñ) el día que conoce a los suegros. Después de los 5 primeros polvos de su vida (y, supongo, 5 tubos de Vaginesil “porque solo depende de ti”).

Es la Disneylandia del porno. Esto fue lo que me dijo una escritora de literatura erótica (pero de las de verdad), cuando le pregunté por las 50 sombras. ¡A lo loco!

Follar es lo que no verás en la adaptación cinematográfica. Es americana, ese lugar del que deportaron a Janet Jackson después de enseñar un inocente pezoncito en la final de la Super Bowl.

Grey es una mierda con la mejor campaña de marketing de todos los tiempos. (Ríete de las pulseras amarillas de plástico LIVESTRONG) El cerebro debe estar buceando en sus montañas de monedas de oro, como el tío Gilito, mientras los gilitos del mundo tiran el dinero.

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.42.26

Humillante para la mujer. Tanto que me sorprende que la autora sea tía (¿Algún trauma sexual que compartir querida E. L. James?).

Increíblemente repetitivo. Después de la primera escena de sexo (que dura más o menos lo que Oliver y Benji tardaban en recorrer el campo de portería a portería); los otros 356 polvos te los puedes leer en diagonal, son un Ctrl+C Ctrl+V de toda la vida.

Joya del séptimo arte que bebe de ‘Nueve semanas y media y ‘Último tango en Paris’”. JA. JA. JA.

Kamasutra de Grey. Es un libro que existe. Pajeras carpeteras de la vida: se os va de las manos.

La gente se lee estas cosas y luego esperan que su Manolo las ate al cabecero de forja y las azote”; enorme comentario de una lectora.

Mal escrito. El youtuber Dalas Review lo describe como “el bestseller que escribe una niña de 12 años intentando tener fantasías eróticas con Justin Bieber”. Resulta repetitivo, cansino, tiene un argumento vago, los personajes no tienen desarrollo… Los más benévolos describen la trilogía como basura literaria.

Nalgada. Concretamente 15 son las que veremos en la peli. Poca carne y mucha historia sentimentaloide, que digo yo: ¿de dónde la habrán sacado si una peli porno tiene más argumento que los libros?

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.44.01

Ñoña, boba, lerda… ‘Ahí abajo’ es la manera que tiene la protagonista de referirse a su vagina. Eso sí, luego no tiene problema en liar la más gorda con arneses, fustas… ¿He dicho ya que llevó un consolador PUESTO el día que conoció a sus suegros? Joder con la señorita remilgos.

Ovarios. Es lo que a todas luces le falta a Anastasia Steele.

Porno para señoras. Con poca imaginación y mucho tiempo libre.

Qué me estás contando. Según un estudio elaborado por la Universidad Estatal de Ohio. ’50 sombras de Grey’ contribuye a perpetuar el problema de violencia de género.

Resulta que todo empezó como una historia picante basada en ‘Crepúsculo’. Apaga y vámonos.

Sorprende. Sí, pero la primera vez que te sacan una muela también flipas y todavía no he visto a nadie haciendo cola en la puerta del dentista.

Te va la marcha?? Porque a mí me cruzan la cara y, en vez de un polvazo, lo que le echo es lejía en la sopa.

Una mujer tiene que ser  una señora en la calle y una puta en la cama. Esta afirmación me da dolor de muelas y es en lo que se puede resumir la trilogía de Grey.

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.44.58

Voz en off. En el libro, Anastasia Steele habla con su yo interior “la diosa que lleva dentro”, y deja perlas como esta: Por primera vez en mi vida quiero irme a la cama con un hombre. ¿Con qué tipo de ser vivo querías dar rienda suelta a tus instintos primarios antes de los 21? Oh, wait: no quiero saber la respuesta.

Contiene la W. Mucho shoW y poca hostia. No esperes fuegos artificiales, tampoco tras los títulos de crédito #ñej.

X. Vas a pasar mejor rato (y mucho más barato) si te metes en youporn.

Y es que la historia se resume en ‘Hombre guapo y rico conoce a mujer vulgar e inexperta: abusa de ella, la maltrata, la aísla, la intimida, la acosa. Se la tira de todas las maneras posibles y son felices y comen perdices.’ ¿He dicho ya que el prota es guapo y rico? Cambia a Grey por Paquirrín y Ana tarda medio capítulo en ponerle una denuncia (o contratar a alguien para que le parta las piernas). Fin de la historia.

Zorrastron. O como pasar de monja a puta en 1.788 páginas (verídico, las he contado).

Captura de pantalla 2015-02-12 a las 13.46.14

Esto son mis argumentos en contra de 50 sombras de Grey; si no te gustan, tengo más. Y, si después de esto sigues con la idea de ir a verla, nos vemos en la taquilla.

 

Búscame en Twitter (@thais_interviu), coméntame por aquí y NO me lo menees.

*Todas las mujeres que ilustran este post son ex de Paquirrín (lo más parecido a Grey que tenemos en la Península) y están tremendas en las fotos de dentro. Descárgate sus posados pinchando en la imagen.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

Las diez cosas que (de verdad) nos diferencian de vosotros

Estoy hasta el moño de leer o escuchar que los hombres sois de Marte y que las féminas estamos empadronadas en Venus. ¡Basta! ¿Quieres saber qué es lo que de verdad te diferencia de esa jodida loca que vive contigo? (Además de los pechotes y el resto de diferencias físicas obvias sobre las que no viene a cuento departir en este cortijo).

1. En qué hora…

Cuando decimos que vamos a volver a casa antes de media noche es porque tenemos en mente hacerlo. Nunca os torturaríamos con algo tan infantil como la hora de llegada por el mero hecho de darnos el gusto de que os preocupéis.

A vosotros no se os pasa el drama por la cabeza:

-Cariño, antes de las ocho estoy en casa.

-aham

¿Qué tipo se sádico quiere que la persona con la que comparte su vida se pase las próximas cinco horas pensando en atropellos mortales, sangre, miembros amputados, policía, detenciones…? ¿Qué otra cosa puede estar impidiendo que tú, caballero cumplidor que ibas a llegar antes de las ocho, no estés en casa a la hora?

O sois sádicos o directamente lerdos.

2. Capacidad de sufrimiento

Lo de que los hombres son unos quejicas es un hecho. Además tenéis el umbral del dolor un par de octavas más bajo que nosotras y, si no me creéis, no tenéis más que buscar en youtube alguno de los cientos de vídeos en los que aparecen hombres depilándose u hombres experimentando dolores de parto. Lo que no me explico todavía es el motivo por el que os siguen aceptando en La Legión.

davinia soldado

3. La delgada línea que separa la limpieza del órden

Cuando una mujer se pone en plan zafarrancho de limpieza en casa hace exactamente eso: limpiar.  (Limpiar: (De limpio). 1. tr. Quitar la suciedad o inmundicia de algo. U. t. c. prnl. 2. tr. Quitar las escamas y espinas del pescado. 3. tr. Quitar las hojas secas, vainas, etc., de las legumbres y hortalizas. 4. tr. Quitar imperfecciones o defectos. 5. tr. Hacer que un lugar quede libre de lo que es perjudicial en él. 6. tr. Quitar a los árboles las ramas pequeñas que se dañan entre sí. 7. tr. coloq. Hurtar o robar algo. Me limpiaron el pañuelo. (esto no lo hacen todas las que se ponen a limpiar) 8. tr. coloq. En los juegos de naipes y otros, ganar a alguien todo el dinero. Le limpiaron a la malilla quince mil pesetas. 9. tr. coloq. Arg. y Ur. asesinar (‖ matar a alguien). ((Esto puede que lo hagamos después de aguantaros muchas cosas mucho tiempo.))

Cuando es a vosotros a los que os toca el turno de limpieza doméstica… Recogéis todo lo que habéis ido dejando fuera de su lugar desde la última vez que os toco. A saber: Limpiar es frotar, ordenar es guardar. ¿Captas la sutil diferencia?

noegh14

4. Puede que no sepamos leer un mapa pero…

Y es cierto (y está comprobado) que nuestra capacidad de orientación es peor. Así medio científicamente hablando, tiene que ver con un hueso de más que tenéis dentro de la orejita. Pero eh! hace tiempo que pasamos de la era de la información. Ahora cualquier de nosotras lleva en el bolsazo un ipad, un móvil, un gps, una guía, un mapa y, si es lo suficientemente grande, puede que escondamos dentro hasta al guía buenorro que conocimos en nuestro último viaje. ¿Quién coño necesita orientarse?

5. … no tenemos miedo/vergüenza a preguntar

Otra verdad como un templo. ¿Exactamente en qué momento del aprendizaje os convencieron de que resolver dudas es MAAAL? ¿Qué os lleva a preferir dar vueltas y vueltas antes de reconocer que estáis perdidos? A nosotras, afortunadamente, no nos cuesta pedir ayuda.

sonia monroy

6. Nosotras follamos cuando queremos…

… y vosotros cuando podéis. Esa una máxima que tampoco hace falta que me ponga a explicar a estas alturas. Pero que se puede resumir en la teoría esa que os gusta tanto de las horas de la noche, las copas de más y los pedazos de carne (el solomillo, entrecot, filete o hamburguesa). Vosotros para nosotras, por lo general, no pasáis de picadillo de fast food, y da igual la hora de la noche en la que os acerquéis.

7. Memoria de elefante

Os quejáis de que nosotras somos capaces de recordar hasta la ultima palabra que se dijo en nuestra primera discusión allá por el pleistoceno. Pero vosotros os sabéis todas las banderas de los equipos de fútbol que participan en un mundial. Vamos a ver, ¿quién es el raro aquí?

laura manza

8. El zapatero, ese área restringida

Ordenado por colores, con tantos pares como segundos tiene un día, con todas las medidas de tacón posible, telas, acabados, formas… Nuestros zapatos son sagrados y no, no hay nada que tú puedas hacer para que la colección decrezca. Sabemos que para vosotros no hay vida más allá de un par de zapatillas, unos zapatos de traje que te compró tu madre para la boda de tu tía cuando tenías 15 y, con suerte, unos calcetines con pelusas/tomates para andar por casa. Tienes que aprender a convivir con ello.

9. Ya no conducís mejor

Y no pienso sacarme de la manga ninguna gráfica de accidentalidad (las hay y vosotros lo sabéis). Hace muchos años que dejáis de ser los reyes de la carretera, los amos del volante… y eso duele, duele en el ego de macho ibérico. C’est la vie.

olga torres

10. Cabrona acaba en A.

Y con esto llegamos al último punto. Estudios científicos demuestran que tenemos más masa cerebral que vosotros y menos dedicada a los impulsos sexuales. ¿Qué nos queda? ¿Una gran cantidad de estrechas? No, no SOLO eso. Nosotras tenemos mucho más hueco en nuestras lindas cabecitas destinado únicamente a hacer el mal. Por eso somos rencorosas, manipuladoras, calculadoras. Nos pone maquinar. A todas. No solo nos pone cachondas, es que nos hace un poquito más felices, nos engancha. Y, si además lo hacemos en grupo, nos convertimos en las perfectas cabronas. Ándate con ojo.

edelweisshalloween

Nos leemos en twitter: @thais_interviu

*Todas las mujeres que ilustran este post ayudan a hacer más gráfica y amena la lectura y están tremendas en las fotos de dentro. Descárgate sus posados pinchando en la imagen.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Tribus urbanas: así son, así te las ligas

Llega a mis manos la última encuesta de Ashley Madison (para los que no están puestos, es la red social por excelencia si quieres echar una cana al aire y que no entere la titi que paga la otra mitad del alquiler), habla de infidelidad y tribus urbanas. Según los expertos en cornamentas, los pijos son los más proclives a las aventuras extramaritales, mientras los raperos se perfilan como los más fieles.

Dejando a un lado el tema de los cuernos (me lo guardo para otro interesante e inminente post), esto de las tribus urbanas me da pie, querido lector, a regalarte unos tips que puede (o no) que me agradezcas toda vida. Pija, moderna, choni, friki… ¿cómo es la mujer de tus sueños? Hoy, en otra nueva entrega magistral de La vida entre pechotes, te enseño a ligártela. ¡Este verano sí follas! De nada.

 Pija

portadanazaretpija

Hábitat natural: la encontrarás tomando mojitos en alguna terraza de moda, la distinguirás porque lleva (perdóname Sabina por versionarte) “el pelo muy largo (y con mechas californianas) y la falda (de marcaza) muy corta”.

Lígatela con: la cartera abultada. Eso sí, intenta que los billetes no vayan sujetos con un clip del Atlético de Madrid. Eso no mola un carajo.

No olvides llevar: la visa. Los cócteles en los sitios más guays no bajan de 20 eurazos y es probable que tengas que invitar a varios a todas sus amigas. El metálico se te va a terminar rapidito.

Sospecha si… lleva bolsos/camisetas con la marca bien grande y bien visible. (ring-ring/alarma/sonido de bocina de camión) Estás ante una falsa pija, probablemente una choni de incógnito, y no queremos que te den gato por liebre.

 

Choni

portadacorecho

Hábitat natural: Es la reina del polígono, la más chunga de su barrio, la jefa del parking de la macro discoteca de extrarradio. Nada más que añadir.

Lígatela con: un coche bien tuneado. Lunas tintadas, unas buenas llantas, accesorios de la Momo Desing, un tubo que suene a cacharro… ¿Seat o Mercedes? Da lo mismo, lo más probable es que no los distinga.

No olvides llevar: spray pimienta. Puede que te sea útil a la hora de ahuyentar a sus colegas los grandotes. Sí, esos que pasan más horas entre pesas que rodeados de libros. (Un besazo para @rafamoratete que me sigue en Twitter y es muy majete).

Sospecha si… en su Ipod no hay ninguna canción de Camela.

 

Moderna

nawjamodernaportadas

Hábitat natural: búscala en librerías de moda, tiendas de segunda mano, el barrio Soho que tiene toda ciudad moderna que merezca mínimamente visitarse.

Lígatela con: para hacerte a una moderna es imprescindible estar en su onda. Empápate de su estudiada indiferencia, su música, sus autores, sus pintas (eso no incluye los shorts Levis 501 jincados hasta el alma. Ahórranos la imagen al resto de las mortales, gracias).

No olvides llevar: una bici. Si no te mueves en el medio hipster por excelencia, no existes. A estas chicas les impresiona más una fixie que un Ferrari.

Sospecha si… en los primeros diez minutos de conversación se autodefine como Hipster. Una moderna jamás dirá que lo es. Vuelven a intentar colarte gato por liebre (¡memo!)

 

Friki

portadamarcianafriki

Hábitat natural: Ferias de cómic, tiendas de cómics… se ha dado el caso en el que han sido avistadas en algunas bibliotecas públicas, pero no hay documentos gráficos que lo demuestren.

Lígatela con: mucha paciencia. Las frikis no se fían de los tíos que no saben recitar de memoria el árbol genealógico de los Skywalker. Hay cinco películas. Lo dicho, que la fuerza te acompañe.

No olvides llevar: un boxer estampado con caritas de Picachu. Si debajo de tus pantalones encuentra una prenda taaaan mona, tienes medio camino hecho.

Sospecha si… prefiere pasarse el día haciendo que sus Sims se reproduzcan en vez de haciendo ídem contigo. Es una Friki auténtica. Y eso solo es capaz de aguantarlo uno de su misma especie.

 

Gótica

octubrede2012gotica

Hábitat natural: cuando el sol se pone, la chica gótica te estará esperando dentro de la cueva. Búscala en garitos de black metal, death metal y thrash metal. La reconocerás por… ¡Bingo! No viste precisamente con los colores de la temporada.

Lígatela con: mucho cuidado. Ligarse a una gótica es casi tan difícil como hacerse a una vasca. Inténtalo con la música, pero sin llegar a ser un listillo. ¿Un plan infalible? Sorpréndela con una ruta por un cementerio que todavía no conozca.

No olvides llevar: melena. Las mayoría de las góticas se pirran por los hombres que usan más acondicionador que ellas. Melenudo, tú que me estás leyendo, lo tienes chupado.

Sospecha si… en un descuido, tras una noche de pasión (muy oscura, eso sí), la encuentras tumbada en la terraza intentando ligar moreno. Ninguna gótica auténtica se jugaría su tez mortecina.

 

Hippie

cristinahippiemayo2011

Hábitat natural: playas nudistas, huertos urbanos, comunas… Vamos, dónde han estado siempre.

Lígatela con: prepárate un buen discurso solidario, altruista y, por supuesto, pacifista. Y  me temo que lo ‘del plus pa´l salón’ no va a ser suficiente.

No olvides llevar: un par de barritas energéticas. La auténtica hippie será vegetariana en todas su versiones posibles y, tío, las verduras son muy sanas pero vas a pasar un hambre…. (Aviso: si no te gusta el tofu, estás realmente jodido)

Sospecha si… en vuestra primera cita la invitas a cenar y se pide un costillar. O si resulta que tiene un bulldog francés con pedrigrí. El perrete de una hippie solo tendrá papeles de la perrera municipal.

 

Ponme un tuit; leo 24/7 en @thais_interviu

 

*Todas las mujeres que ilustran este post pertenecen a alguna de las tribus urbanas mencionadas, han sido portada de interviú y están todavía más buenas en las fotos de dentro (descárgatelas pinchando en la imagen, así de fácil). 

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Mujer con 8 apellidos vascos

Como buena vasca, confieso que antes de ir a ver ‘8 apellidos vascos’ tuve mis reservas. ¿Y si me siento ofendida? ¿Y si no me río? Nada más lejos de la realidad, lloré de risa como hacía tiempo. Y es que los casi 9 millones de espectadores que ya la han colocado como la tercera película española más vista de la historia no podían estar equivocados. Y no lo estaban, pero todos mi prejuicios anteriores me hicieron pensar en los tópicos sobre los vascos. Sobre todo los que nos tocan a las vascas. Me di cuenta de que algunos los tenemos asumidísimos e interiorizados, otros son totalmente ciertos (aunque no nos gusten) y, sin embargo, alguno pinta que se lo inventó un andaluz resentido (un beso para todos los andaluces).

¿Cómo somos en realidad las vascas? ¿Es cierto que en Euskadi no se folla? ¿tenemos tan mal genio como dicen? ¿Qué hay que hacer para llevarnos al huerto (y no precisamente a plantar patatas)?

Aquí la lista definitiva que te hará, si no triunfar, al menos pasar un buen rato.

Dormir con una vasca es como follarse a diez malagueñas.

Esta afirmación me pareció una de las más grandes de la película. Lo de que somos unas estrechas y que en Euskadi no se folla es un hecho. Y no lo digo yo. Un estudio de Emakunde de 2006 dice que el 50% de las vascas se ha acostado solo con un hombre en toda su vida. Y, querido, las matemáticas son una ciencia exacta. O somos dificilitas o unas mentirosas (prueba a decirle a una vasca lo segundo). Haciendo trabajo de campo durante 30 años, os diré que las norteñas no somos de aquí te pillo aquí te mato. En Euskadi por la noche salimos a pasarlo de puta madre con los colegas, no a pillar. Un concepto que al resto de país (y parte del extranjero) le suena a chino. Toma nota: A una vasca no te acerques por la noche y menos si está rodeada de esos especímenes de dos metros que ya te miran con cara de perro (sí, son la parte masculina de su cuadrilla, y no, no eres bien recibido en el grupo).

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 16.23.47

Las vascas no tenemos ni puta gracia.

Hace algunos años, en una entrevista de trabajo en Madrid, me dijeron que buscaban a alguien con mucha gracia. Yo me vendí como la reina del salero y pensé: “¿esto es en serio, te has mirado mi currículum? ¡soy de Donosti!”. Me dieron el trabajo y hoy todavía no entiendo cómo coló. Mi entrevistador también era vasco y no debía saber mucho de las mujeres de su tierra (un beso Aitor, a ver cuando quedamos). A lo que iba, tampoco es que no tengamos sentido del humor, es que tenemos nuestro propio código humorístico. Venga va, no somos unas cachondas, ni la fiesta empieza cuando cruzamos la puerta pero no sufras, tenemos otros muchos encantos.

Tenemos mala leche.

Ya no es que no hagamos gracietas, es que tenemos muy mala leche. Y además para nosotras esto no es un defecto sino una VIRTUD con mayúsculas de la que estamos muy orgullosas. Es más, aprendemos la mala leche de la ama desde el minuto que nos enganchamos a la teta. ¿Es o no es la sociedad vasca un matriarcado? ¿Lo captas? ¡Mamamos mala hostia! Y, ¿sabes qué? enfadar a una vasca es relativamente fácil. Conseguir apaciguar a la bestia, muy chungo.

Epa, iepa, aupa, aiba y otros sonidos muy vascos.

Si el Euskera te parece un idioma complicado, prepárate para nuestros ruidos. Todos tienen un sonido y un significado diferente dependiendo del gesto que lo acompañe. Por ejemplo:

-Aupa (te lo dice una vasca con la que te cruzas por la calle y lleva el morro torcido).

-Significado: aja, te conozco y te saludo, pero no vayas a pararte, no tengo ni puta gana de hablar contigo.

-Epa (te estás cruzando con la misma vasca, sonríe y no ha apretado el paso)

-Significado: Eiii, cuanto tiempo sin verte!! ¿Tienes prisa? ¡¿Vamos a tomarnos algo y nos ponemos al día?!

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 16.13.21

Las vascas no tenemos frío.

A mi me fastidia sobremanera eso de que los chicarrones del norte no pasan nunca frío y pueden salir en tirantes a la calle en enero. ¿Has visto alguna vez a un esquimal en bikini en el polo? Son de bastante más al norte que nosotras. Pues eso.

No toques, para qué tocas

Somos ariscas (Arisco, ca. (De or. desc.). 1. adj. Dicho de una persona o de un animal: Áspero, intratable.) Más bien expertas en mantener las distancias. Lo de que no nos gusta el contacto físico, a no ser que tengamos mucha mucha mucha mucha confianza con el pulpo, es una verdad como un castillo. Así que si no es tu mujer desde hace al menos 4 años, conoces a todos su primos, eres capaz de recitar sus 8 apellidos vascos sin trabarte y tenéis un par de hijos, ahórrate el contacto físico. Los dos besos al saludar, también te los puedes ahorrar.

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 16.08.12

Euskadi no es solo Bilbao

Por favor, un poquito más de atención en clase de geografía. Ni todos los españoles son de Madrid, ni todos los Franceses nacieron en Paris. Si le dices a una vasca que es de Bilbao, y resulta que es de Donosti, se acaba el juego. Y no esperes las gracias por participar. Las disculpas no están admitidas porque te acaba de obsequiar con el don de la invisibilidad. Traducimos: te acabas de multiplicar por cero, agur.

Ni todas comemos como bestias, ni partimos troncos en nuestros ratos libres.

Puede que seamos un poquito brutas y algunas pelín bárbaras pero, (¡ey!) que no somos nosotras las que quedan los domingos para ver como unos señores con mallas matan unos cuantos toros.

No hables de política con una vasca, no te metas en jardines.

En este punto toca recordar la finalidad de este post. Si has llegado hasta aquí, querido lector, es porque tienes interés real en intimar con un espécimen vasco de género femenino. Si te va la marcha vete mejor a los toros.

Captura de pantalla 2014-06-04 a las 16.10.20

No nos gusta la gente de fuera

Llámanos cerradas si te hace más feliz. Donde mejor nos relacionamos es en nuestro entorno conocido, con la gente a la que estamos acostumbrados a ver. Cualquier irrupción puede alterar nuestro frágil ecosistema y eso no es bien. Te lo voy a explicar para que lo entiendas: Para vivir en EEUU necesitas una Green Card. Para que te aceptemos en la cuadrilla, 8 apellidos vascos.

Las cosas claras y directas.

Lo de irse por las ramas no va con nosotras. Esa es una de nuestras mayores ventajas. Si no le gustas a una vasca, tranquilo, te vas a dar cuenta. Y mejor que no intentes tropezarte de nuevo con la piedra, tiene muchos primos grandes.

Y, si después de todo esto, todavía te quedan ganas de intentarlo con una de nosotras: Que la fuerza te acompañe kamikaze.

Nos vemos en twitter: @thais_interviu

*Todas las mujeres que ilustran este post son vascas y están tremendas en las fotos de dentro. Descárgate sus posados pinchando en la imagen.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

30 cosas que debes saber de las mujeres de 30

He leído mil una listas sobre lo que todo hombre necesita saber sobre las mujeres de 30. Todas con bastante gracia y todas escritas por hombres, por cierto. (Los que me conocéis ya sabéis lo que admiro al Sr. Taramona, a él le leí la primera y desde entonces no puedo dejar de recomendarlo: escribe en 2manybloggers).

Me estreno en el blog con mi propia lista, a modo de presentación. A partir de hoy y cada semana publicaré un post que puede que te ayude (o no) a entender un poquito mejor a eso que llamáis el sexo débil. ¡Bienvenido a La vida entre pechotes!

  1. Nuestra madre siempre cocinará mejor que la tuya, aunque por cocinar entienda abrir una lata y calentarla al microondas.
  2. Los niños son esos seres llorones que nos provocan sensaciones raras. Ya sabemos que en la época de vuestras madres a los 25 se tenía familia numerosa, animales domésticos y Don Limpio se llamaba Mr. Proper. Ahora tenemos una vida otras prioridades.mikaelaschafer
  3. Y hablando de prioridades, nuestra mejor amiga siempre irá antes que tú.
  4. Adoramos a nuestras amigas y pretendemos que tú también las adores. Los reproches en este campo no están permitidos. Ni aunque alguna de ellas sea una zorra. Ahórratelo y cuéntaselo a quien le interese.
  5. El punto 5 no se aplica a la inversa. Eso significa que nos vas a escuchar decir absolutamente todo lo que pensamos de cada uno de tus amigos, muchas veces.
  6. Sí, también vamos a explicarte lo que pensamos sobre sus novias.
  7. A nuestras amigas no se lo contamos todo todo, bueno vale, sí lo hacemos. ¿Algún problema?
  8. Cuando lloramos no lo hacemos por gusto. Llorar no nos hace felices. Consuélanos y no preguntes.
  9. Discutir tampoco nos hace felices (no sonrías, es cierto).
  10. No, ni siquiera cuando estamos con la regla nos gusta discutir. De todas maneras procura no llevarnos la contraria, sobre todo en esos días.laurenvickers
  11. Los comentarios sobre esos días no son bien recibidos, a no ser que quieras comprobar qué se siente al acostarse con la niña del exorcista.
  12. Nos gustan las flores, aunque digamos que no nos gustan. Si nos las mandas al trabajo puede que nos casemos contigo.
  13. Me duele la cabeza no significa siempre no. Es un mito. Si te lo curras mucho (mucho mucho) puede llegar a ser un sí.
  14. Las mujeres delgadas, con el apetito de Hulk, ganas de pasar las vacaciones con tu familia, los findes con tus colegas, que tienen la casa impoluta, la nevera llena, pasión por la cerveza y el fútbol no existen, son los padres.
  15. Si se te ha ido de las manos una noche de borrachera, tráete unos churros por la mañana.
  16. Si se te ha ido de las manos un finde de borrachera, trae churros y un regalo caro.
  17. Si se te ha ido de las manos con otra, procura que no nos enteremos.
  18. Si se te ha ido de las manos con otra y nos enteramos corre, corre lejos. Y no vuelvas a por tus cosas, las hemos quemado.anamoya
  19. La frase ‘no tengo nada que ponerme’ no la inventó El Corte Ingles. Si la escuchas una media de 4 veces al mes, estás ante un espécimen común. Siéntate a esperar a que nos reconciliemos con nuestro armario. Si tienes el periódico, un café y unos churros, mejor.
  20. Un buen piropo evita tempestades. Intenta retener la palabra mágica ‘guapa’ en tu cerebro de mosquito, ¿lo has conseguido? Lo mismo te ahorra unos gritos.
  21. No queremos saber qué es para ti una tía buena. Preferimos vivir en la ignorancia.
  22. La bipolaridad es un estadio mental que algunas dominamos a la perfección. La psiquiatría no va a solucionar nada.
  23. No tenemos ninguna obsesión con la tapa del retrete. Bájala y punto. No es tan difícil.
  24. No todas buscamos a un tío bueno forrado, algunas también esperamos que sea ocurrente, detallista y tenga sentido del humor.
  25. Comprarnos un anillo como manera de solucionar una crisis de pareja no es una buena idea. Antes de dar el paso, asegúrate que la respuesta será sí. Sobre todo si tienes idea de hacerlo en un lugar público.
  26. A los 30 ya sabemos lo que es estar en fuera de juego. Hemos tenido una media de 4 novios antes que tú que han tenido la gentileza de explicarlo. Si no quieres ser tú el que se quede fuera, evita los comentarios hirientes sobre el temita de los huevos. kattorres
  27.  Nuestro primer ex no es mejor que tú, digamos lo que digamos, si lo fuera no seria ex y tú no estarías aquí.
  28. Para nuestra madre puede que nuestro primer ex sea mejor que tú. No, no hay nada que puedas hacer al respecto.
  29. Nosotras también nos queremos tirar a Scarlett Johansson.
  30. Nos morimos por los hombres detallistas. Un cena fuera en el momento adecuado, un regalito, una escapada… ¡Vamos! ¡¿Qué coño haces leyendo?! Ve a planear algo. ¡Ya!

*Todas las mujeres que ilustran este post fueron portada de interviú cuando rondaban la treintena. Todas están buenas. (Sí, están todavía más buenas en las fotos de dentro y lo puedes comprobar si pinchas en cada imagen)

*Búscame en twitter: @thais_interviu

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario