Insensibilidad química múltiple

Pilar Remiro, como muchas de las personas afectadas por Sensibilidad Química Múltiple (SQM), alrededor de 450.000 en España, tiene que vivir en una isla creada por ellos mismos para tratar de aislarse de sustancias que las enferman y que continuamente está amenazada. Además libran otras batallas contra una sociedad insensible a su problema. No es una vida fácil, pero su vida depende, literalmente, de su empeño. Su organismo, saturado de tóxicos reacciona violentamente, con tos, ahogos, desmayos, alteraciones cutáneas, pérdidas de conocimiento, fatiga crónica…

Pilar Remiro cuando denunció en Interviú el trato recibido en su lugar de trabajo. Foto: Jordi Parra

Pilar Remiro cuando denunció en Interviú el trato recibido en su lugar de trabajo. Foto: Jordi Parra

Es una batería de síntomas tal que dificulta su diagnóstico y también su reconocimiento, aunque hay múltiples estudios científicos que demuestran su existencia. Así, Pilar Remiro, como otros afectados de SQM, deben recluirse para preservar su salud. Un empeño no es tarea fácil pero lo que más duele es cuando se enfrentan a la insensibilidad de los demás. Ella misma contaba en interviú su lucha, legal y moral, para que el Hospital del Mar, lugar en el que trabajaba, entendiese su enfermedad y le permitiese desempeñar su empleo llevando la mascarilla sanitaria que le habían prescrito los médicos que la trataban. No daba buena imagen que en un hospital una auxiliar de clínica se pasease con la boca y la nariz cubiertas.

Ahora, su lucha la tiene que llevar, de nuevo, hacia su ayuntamiento Vilasar de Mar (Barcelona) porque ha iniciado una obras próximas a su domicilio que incluyen el asfasltado de la zona. Lo que supone una agresión brutal para el organismo de Pilar que cada vez reacciona más violentamente a pequeñas exposiciones a polvo, gases, ruídos y vibraciones y que le provocan dolores tan fuertes que tiene que tratar con morfina.

“La única socluión que tengo es encerrarme en casa, cerrar ventanas y persianas, durante un mínimo de dos meses. Y tendrá que ser más tiempo, porque después del asfaltado tendré que tardar unos días en salir para no empeorar y después porque en es época de fumigaciones”, dice Pilar Remiro. Ella tiene reconocida la invalidez absoluta y permanente por un tribunal médico desde 2012.

Lo que reclama esta mujer es que se cumpla el compromiso que adquirió el ayuntamiento de su localidad con el Sindic de Greuges (Defensor del Pueblo de Cataluña), de avisarle con diez días de antelación hastes de iniciar obras en la vía pública. No parece una petición descabellada, pero tampoco eso ha podido conseguir.

Sus abogados, pertenecientes al Colectivo Ronda, bufete especializado en la SQM, han obtenido recientemente una nueva victoria en un caso de una enferma afectada de esta dolencia. “Es la primera sentencia que tenemos constancia en la que un juez tumba un dictámen del Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas y Sanitarias (ICAMS) que había dado el alta a una afectada de SQM”, explica un portavoz. El dictámen, que recoge ampliamente el abogado que llevó el caso, reconoce esta patología que es de difícil diagnóstico.

Este éxito viene a paliar en parte el largo purgatorio judicial, además del médico y laboral, que deben emprender quienes intentan que se les reconozca una enfermedad incapacitante. “Aquí, el ICAMS no reconocía la incapacidad y obligaba a ir a juicio. Los jueces –prosigue el mismo portavoz– han mostrado mayor sensibilidad que muchos médicos”. Lo que viene a demostrar que estas personas, mujeres en su mayoría, sufren además de su sensibilidad otra insensibilidad que, a veces, duele más.

Para más información sobre el tema, aconsejo visitar el blog, Mi estrella de mar, un referente en la batalla por divulgar este síndrome y por su reconocimiento.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Insensibilidad química múltiple

  1. Pilar Remiro dijo:

    Gracias por publicarlo.
    Es una situación que traspasa el límite en negativo de los derechos humanos.

    El Ayuntamiento de Vilassar de Mar sigue dando la callada por respuesta, esto habla poco a favor de un partido como es CIU que es quien tiene a mayoría en este ayuntamiento, y quien se quiere galardonar con conseguir la Independencia de Catalunya, difícilmente esa Independencia será de verdad si no muestran respeto por la integridad física y psíquica de los que esperan que les votemos, dedicándose mientras a agredirnos con actitudes como esta, que no será la primera ni la última.

    Independencia a de ser un concepto transversal que defienda lo que es un beneficio social para todos y no hacer un negocio del privilegio que les otorga el cargo ni un muro de hormigón que no escucha ni siente. Dependen de nosotros, el pueblo, sin nosotros no estarían ahí, son unos desagradecidos muerden la mano de los que les damos de comer.

    No sé si llevaran esto al extremo y se jugaran mi vida por su arrogancia, si es así, por lo menos que se sepa que significan los valores que teóricamente defiende la “dama de hierro” catalana, CIU.

    Espero que retomen la sensatez y sepan rectificar comportándose como señores de palabra.

    Pd: pido disculpas porque he hecho un cometario que es con el que estoy agradeciendo a todos el esfuerzo que habéis hecho por publicarlo, no me veo capaz de hacerlo personalizado para cada uno de vosotros, estoy agotada.

  2. Mikel dijo:

    La verdad es que el artículo es simplemente brutal.
    Qué historia… se me han puesto los pelos de punta.
    Y viendo el comentario de Pilar más aun…
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *