A los muertos del Yak 42 les llega la justicia tarde

El 26 de mayo de 2013 se cumplió el décimo aniversario de la tragedia del Yakolev 42. Entonces publiqué un post que, ahora, tres años después, quiero recuperar en parte con la noticia de que el Consejo de Estado ha emitido un dictamen, por fin, en el que reconoce la responsabilidad del ministerio de Defensa en la tragedia, algo que se ha negado por sistema durante los últimos trece años.

Para quien no lo recuerde, el vuelo UKM 4230  de la compañía UM Air se estrelló cerca de la localidad turca de Trebisonda un 26 de mayo de 2003 con 75 personas a bordo. 62 militares españoles, 12 tripulantes ucranianos y un inspector de vuelo bielorruso fallecieron. Las causas del accidente se achacaron a un fallo en los sistemas de vuelo y a la pérdida de orientación de la tripulación durante la maniobra de aproximación al aeropuerto turco de Trebisonda.

Primer reportaje en Interviú 1414.

Los militares españoles regresaban desde Afganistán a la base de Zaragoza después de cuatro meses y medio de misión. Aquel día tuvo lugar la mayor tragedia del ejército español en tiempo de paz y el peor accidente en toda la historia de las fuerzas armadas españolas. El grupo socialista había preguntado dos meses antes en el Congreso de los Diputados sobre la seguridad de los aviones alquilados para el transporte de nuestras tropas ante las denuncias recibidas por parte de los soldados.

El 28 de abril de 2003 un informe del Centro de Inteligencia y Seguridad del Estado (CISET) advertía que “se están corriendo altos reiesgos al transportar personal en aviones de carga flegtados en países de la antigua URSS, su mantenimiento es como mínimo muy dudoso”. Nadie hizo caso a este documento.

Noruega ya había cancelado el contrato para el transporte de sus tropas por las quejas de los militares del país nórdico sobre la falta de condiciones de seguridad en estos vuelos. Dos días después se celebró un funeral de Estado en la base aérea de Torrejón Ardoz donde los familiares de las víctimas increparon al entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, del gobierno del PP, para que aclarase y depurase las responsabilidades tras el accidente. El funeral fue interrumpido en varias ocasiones por las familias. Los familiares de los fallecidos siguen pidiendo justicia. Para ellos, esta tragedia todavía no se ha resuelto.

Los familiares no han dejado de reclamar justicia.

Dos años después del accidente, la comisión de Defensa del Congreso reprobó la gestión de Trillo en el caso del Yak 42. En España se abrieron varios procedimientos contra la cúpula militar encargada de tramitar los vuelos de las tropas, unos por la posible responsabilidad civil y otros por la errónea identificación de los cadáveres. En uno de estos procedimientos judiciales, celebrado en la Audiencia Nacional y sentenciado en 2009, resultaron condenados el general de División Navarro Ruiz y los comandantes Ramírez García y Sáez García por falsedad documental al intercambiar las identidades de los fallecidos. Estos dos últimos militares fueron indultados por el Consejo de Ministros en 2012.

Ahora, por fin, trece años después, el Consejo de Estado ha dictaminado que el Estado es, cuando menos, patrimonialmente responsable y nadie devolverá ya a sus familias a los seres queridos, pero al menos quedará la certeza de que hubo un responsable o varios de la tragedia, por mucho que se echasen balones fuera durante años.

En el 1486 contamos los errores en las autopsias.

En Interviú contamos en el número 1414, publicado el 2 de junio de 2003, el tenso funeral transcurrido en Torrejón y todos los errores cometidos en las autopsias en el número 1486, así como el dolor de los familiares de los militares fallecidos, en el número 1470, porque la tragedia continúa muy presente y quedan todavía algunas incógnitas por despejar.

El accidente sirvió para que desde entonces se adoptasen una serie de medidas, como la redacción de un informe de todos los vuelos por parte de un oficial sobre posibles incidencias en el mismo, derecho por parte del Estado Mayor de inspeccionar técnicamente todos los aviones contratados, obligatoriedad de realizar todos los vuelos en aviones españoles de pasajeros y el cese de varios generales tras el escándalo de las falsas identificaciones de las víctimas. Los muertos tienen memoria y a los vivos les quedan las hemerotecas para no olvidar.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A los muertos del Yak 42 les llega la justicia tarde

  1. Roll dijo:

    Hola que tal , muy bueno la pagina
    con un excelente contenido gracias por brindarnos muy buena información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *