Leticia Sabater sin z

La primera Leticia que muchos niños conocimos se escribía con c y triunfaba en el “Un, dos tres… responda otra vez”, allá por el año 1986. Poco después Leticia Sabater fue azafata de la Vuelta a España y “chica Hermida” en “Por la mañana”. En abril de 1990 comenzó su carrera como presentadora de programas infantiles, primero en TVE y después en Telecinco y Canal 7 Con “No te lo pierdas”, “Vivan los compis”, “Lo que hay que tener” y “Mucha marcha”, que se mantendría hasta 1999, alcanzó la fama. Unos años más tarde reapareció en el reality “Acorralados”, donde permaneció durante 35 días, hasta ser expulsada en quinto lugar.
Ahora Leticia busca novio por youtube, ya que hasta ahora todos los hombres que han pasado por su vida le salieron “rana” o tuvo mala suerte con ellos. Su último novio conocido, Roberto Corbo, desapareció en extrañas circunstancias en 2009 y sigue sin aparecer. De momento Leticia ha recibido 75 mil correos electrónicos interesándose por su situación sentimental, seguro que muchos de quienes eran niños en la década de los 90, cuando forjó su imagen sexy.

En Interviú conocemos a Leticia desde 1989, cuando apenas comenzaba, con 22 años, su periplo por la televisiones. En el número 681 de Interviú, de 30 de mayo de 1989, nos contaba que “Los ciclistas me pellizcaban el trasero” y ya convertida en “chica Hermida” y justo antes de presentar “No te lo pierdas” nos decía que “He aprendido a enseñar lo justo”, en el número 773, de 26 de febrero de 1991. En el verano del 93 nos sorprendía anunciando la publicación de un libro titulado “Como hacer que los chicos se vuelvan locos por ti” y el 27 de junio de 1994, en el número 948, harta de las críticas que recibía sobre su trabajo en televisión de quienes argumentaban que su éxito sólo estaba amparado en su físico aclaraba Leticia, sin rubor, que “En el extranjero me aprecian por mi cerebro”. Apenas cuatro meses después, en el número 965, descubríamos a Leticia saliendo del mar como ninfa descuidada y enseñando parte de su anatomía hasta entonces nunca vista. Titularon aquel reportaje con un más que gráfico “Pelillos a la mar”. En 1996 en el número 1059 concedía una de sus últimas entrevistas, ya que poco después abandonaría la televisión para grabar un disco, sin demasiado éxito. Leticia ahondaba en aquella entrevista sobre su intelectualidad, siempre en tela de juicio, y entonces el titular era irrefutable: “No tengo un pelo de tonta”.

Pero Leticia busca novio formal y por eso puso el anuncio de Youtube, aunque por si acaso y para ampliar el casting de candidatos ¿qué mejor escaparate que mostrar su espléndida madurez en la portada de Interviú? Esperemos que todos aquellos niños de “Mucha marcha” sean ahora adultos que ven la revista y Leticia encuentre a su príncipe azul entre ellos o que al menos deje de besar ranas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *